Mercedes Canalda de Beras-Goico, presidente de REDCAMIF

Mercedes Canalda et Ivan Gutierrez


« Predominan las mujeres en la mayoría de las posiciones de los proyectos »

 


Biografía
La Lic. Canalda nació en Santo Domingo, República Dominicana. Tiene una licenciatura en economía y una Maestría en Administración de Negocios.

Desde 1985 al 1993, laboró en el Banco Central de la República Dominicana en diferentes áreas de asuntos económicos y departamento internacional.
Desde 2003, es Presidenta Ejecutiva del Banco de Ahorro y Crédito Adopem, S. A.
En la actualidad, es Directora Ejecutiva de la Asociación Dominicana para el Desarrollo de la Mujer, Inc. (ADOPEM ONG), miembro Fundador de la Red Dominicana de Microfinanzas (Asociación REDOMIF), Presidente del Consejo de REDOMIF, Presidente de la Red Centroamericana y del Caribe de Microfinanzas (REDCAMIF), ex-Presidente del Consejo de Fundaciones Americanas de Desarrollo (SOLIDARIOS) y ex-Presidente y actual miembro del Consejo de Directores de la Asociación de Bancos de Ahorro y Crédito Corporaciones de Crédito de República Dominicana (ABANCORD), Tesorera del Consejo de Directores de Alianza ONG, miembro del Consejo de Directores de Fondomicro.
La licenciada Canalda ha sido consultora internacional para organismos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Women´s World Banking (WWB); también ha sido profesora por más de 15 años en diferentes universidades locales y conferencista de eventos internacionales y en  universidades  internacionales.

Desde su posición, trabaja ayudando a las dominicanas de escasos recursos a incorporarse al sistema económico formal, mediante préstamos con los que emprenden sus propios negocios.


Dentro del marco del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 2019, Mercedes Canalda de Beras-Goico dio su testimonio sobre su visión de la mujer en el mundo de las microfinanzas.


Sucedió a Carlos Rojas Hidalgo como Presidente de REDCAMIF en el verano de 2018. ¿Cree que ha brindado una visión diferente a REDCAMIF como mujer?
Cuando asumí la presidencia REDCAMIF, era un proceso bien organizado y estructurado donde cada estructura local tiene un asiento en el Consejo de Directores de REDCAMIF. La oportunidad de tener una mujer en el Consejo es el compromiso de generar equidad. Cuando me pregunte cómo cambiaría la gestión de REDCAMIF, mi primer acercamiento a la rede fue conocer a su equipo, su grupo de talento humano, quien eran los colaboradores y las colaboradoras. Me sorprendió porque hay más equidad de género. Predominan las mujeres en la mayoría de las posiciones de los proyectos, es positivo. Esas mujeres pueden tener une trayectoria de crecimiento y de éxito, y esas posiciones se dan mucho en la banca a nivel de directores donde también están representadas las mujeres. En el caso de REDCAMIF, tenemos 3 representantes mujeres de 7 países que nos acompañan y que tienen representantes, incluso yo. No es 50/50 pero es muy cercano a un equilibro que le da otra perspectiva a la dirección.

Cuáles son los principales objetivos/desafíos de REDCAMIF para la inclusión de las mujeres en la región de América Central y del Caribe?
Desde la perspectiva de la mujer, el primer desafío es el empoderamiento, el liderazgo que tenemos que tener para poder generar incidencias para una mejor gestión y un mayor alcance en el mercado. Las mujeres no solamente tienen la capacidad sino la sensibilidad de lograr.
El segundo desafío a nivel de red es que nos orientemos en generar ese conocimiento de las clientas. No nos orientamos al producto, sino al client centricity, o sea cómo entender que las necesidades de los hombres y de las mujeres sean diferentes y enfocarnos en esas necesidades. Es la noción de "client-centricity".

También es directora del Banco ADOPEM desde 20 años, una de las instituciones más grandes de la República Dominicana. Cuáles son los principales beneficios que le brindan las microfinanzas a las mujeres del país?
El primero es darle acceso a productos y servicios tanto financieros como no financieros, para que sirvan de herramienta y de palanca para su desarrollo y su liderazgo. Las mujeres asumimos tareas muy importantes y no podemos darnos el lujo de confundirnos, porque impacta en la vida de la gente, impacta a nuestro siglo, como por ejemplo temas de la educación, de la integridad, de la responsabilidad… Las mujeres como yo, y sobre todo en la cultura de nuestros países latinos, asumen ese rol. Y su responsabilidad es muy importante para las generaciones siguientes. Hay que tener ese equilibro fundamental y delicado entre sus responsabilidades, su gestión de administración o como emprendedoras.

Hay un mito sobre la dificultad de balancear la vida privada y profesional de las mujeres, que piensa al respecto?
Busco el lado positivo a las esposas. Desde esa perspectiva, las mujeres tienen el desafío de distribuir su tiempo entre lo importante, lo urgente y lo verdaderamente relevante. En el caso mío asumo varias posiciones: estoy en REDOMIF, en REDCAMIF, en SOLIDARIOS, soy presidente del Banco ADOPEM, trabajo también como directora de la asociación dominicana para el desarrollo de la mujer… Lo más importante es saber qué rol jugamos en cada momento institucional. Por ejemplo, no pongo una reunión en el cumpleaños de mis hijos o de mi marido. Yo disfruté mis hijos en etapas diferentes de mi vida, son sacrificios que tenía que hacer.
Hay otro sacrifico que se debe considerar para el desarrollo profesional. Hicimos un estudio y vimos otro mito importante, porque los negocios de los hombres crecen más rápido que los de las mujeres. En el caso de la Republica dominicana, la mujer no tiene la capacidad de reinvertir en el mismo negocio. El mismo porcentaje de utilidad de ese negocio no es el que reinvierte el hombre, porque la mujer tiene mayor propensión marginal al ahorro, a la educación, a la alimentación, a la vivienda. Entonces, no es solamente un tema de tiempo ni de multitasking, sino de responsabilidad. Cuando la mujer puede invertir un 15% o 17% de sus utilidades en crecer el negocio, el hombre invierte un 35% o 40%. Ese concepto llama la atención pero tenemos que ver cómo hacemos inversiones que verdaderamente sean más rentables, cómo tenemos negocios más eficientes.

Tiene un mensaje para las mujeres empresarias?
Quiero motivar a las mujeres empresarias que siempre sigan educándose, capacitándose y decirles que no le pongamos techo a nuestros sueños. La capacidad de soñar del ser humano es muy importante, porque en la medida que puedes visualizar que eres capaz de lograr, es posible hacer realidad tus desafíos y tus retos.

En la foto:Mercedes Canalda de Beras-Goico (Presidente de REDCAMIF) e Iván Gutiérrez Aguirre (Director ejecutivo de REDCAMIF) en el stand de ADA durante la Semana Europea de las Microfinanzas en Luxemburgo del 14 al 16 de noviembre de 2018.

volver arriba

By continuing to browse this site, you agree to the use of cookies to measure the audience of our sites and provide you with targeted content. OK More