Covid-19: diferentes impactos en función del tamaño de las instituciones microfinancieras

Diferentes impactos en función del tamaño de las IMF

ADA, Inpulse y la Fondation Grameen Crédit Agricole se han asociado para hacer un seguimiento y análisis de los efectos de la crisis vinculada al COVID-19 en sus instituciones de microfinanzas socias alrededor del mundo.

Después de una primera ronda de encuestas en Mayo que recogió las opiniones de 110 instituciones microfinancieras de todo el mundo, los resultados presentados en este artículo emanan de la segunda ronda de la encuesta conjunta de ADA y la Fondation Grameen Crédit Agricole, habiendo decidido Inpulse sumarse a esta iniciativa en cada dos rondas de envió de la encuesta.

Las respuestas se recogieron entre el 18 de junio y el 1 de julio entre 108 instituciones microfinancieras (IMFs) procedentes principalmente de regiones de América Latina y el Caribe (46%), el África subsahariana (29%), Asia (14%) y Europa del Este y Asia Central (10%), con una única IMF en representación de la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA). La muestra de IMFs encuestadas es relativamente diversa en términos de tamaño, con un 49% de IMFs de Nivel 2, un 35% de IMFs de Nivel 3 y un 16% de IMFs de Nivel 1, repartidas por regiones.

Los resultados de esta segunda ronda muestran que la crisis a la que se enfrentan en la actualidad las IMFs aflora fortalezas y debilidades estructurales específicas a su tamaño: las IMFs de mayor tamaño (las de Nivel 1) parecen estar mejor equipadas para resistir a las dificultades financieras provocadas por la crisis sanitaria y las medidas de contención de la epidemia, así como para tomar medidas destinadas a gestionar la crisis y recurrir a las medidas específicas impuestas por sus autoridades locales. En cambio, las IMFs de tamaño más modesto (Niveles 2 y 3) son las más indicadas para ofrecer por sí mismas servicios distintos a los financieros a sus clientes con objeto de ayudarlos a hacer frente a la situación, y desean desarrollar más servicios no financieros en el futuro. En términos más generales, si las IMFs prevén lanzar nuevos productos o servicios es ante todo para responder a las necesidades de sus clientes, más que para ceñirse a su estrategia o mitigar los riesgos. De esta forma, mientras las IMFs de mayor envergadura parecen más resilientes en tiempos de crisis, las más pequeñas no se quedan atrás y siguen fieles a su fuerte misión social. Esta es una clara fortaleza de estas instituciones que no deben olvidarse en beneficio de las estructuras más autónomas en este periodo de crisis.

Descargar el artículo

volver arriba

By continuing to browse this site, you agree to the use of cookies to measure the audience of our sites and provide you with targeted content. OK More