Franz Faoyt
Logo Luxembourg Aid&Development

Entrevista con el Ministro Franz Fayot


La crisis sanitaria y económica vinculada al Covid-19 es una crisis mundial, que está golpeando duramente a los países del Sur. En ejercicio desde enero de 2020, el nuevo Ministro de Cooperación y Acción Humanitaria ha apoyado a las ONG y al ecosistema de Luxemburgo en finanzas inclusivas -que está particularmente desarrollado- para hacer frente a estos desafíos sin precedentes.


La respuesta de la Cooperación de Luxemburgo frente a la Covid-19

Señor ministro, gracias por concedernos esta entrevista, conceder esta entrevista a ADA… ¡Qué año 2020! ¡Qué año para convertirse en ministro, el 23 de enero, hace unos seis meses! ¡Era otro mundo! Han sucedido muchas cosas desde entonces. Quizás esta sea la primera pregunta que podemos hacerle: ante una crisis sanitaria y económica de magnitud sin precedentes, ¿cuál fue la respuesta de la Cooperación de Luxemburgo?

"Respondimos a varios niveles. En primer lugar, en nuestras relaciones bilaterales con varios países socios, reorientamos fondos para responder rápidamente a las necesidades inmediatas relacionadas con la crisis del Covid 19. Es bien sabido que la crisis sanitaria, económica y social es mucho más aguda en los países en desarrollo. Por lo tanto, reorientamos fondos, especialmente en Níger, donde financiamos un plan de ayuda y prevención ante la Covid 19, pero también en Burkina Faso, donde llevamos a cabo un proyecto junto con España y Bélgica para hacer frente a la crisis. Luego, a nivel multilateral, respondimos a una serie de solicitudes de fondos, en particular de la OMS, a la que financiamos a partir de marzo de 2020 por un monto de 400.000 euros. Participamos en un programa de respuesta a la Covid 19, a través de un programa de investigación sobre vacunas. Además, en este contexto, también participamos en una recaudación de fondos de GAVI para el desarrollo de una vacuna. Igualmente participamos en una recaudación de fondos de la Cruz Roja Internacional, que obviamente es muy activa sobre el terreno en los países afectados por Covid 19. Esto en cuanto a cooperación multilateral. Luego, a nivel de ONG, hemos dado flexibilidad a nuestras ONG para reasignar fondos a proyectos relacionados con la Covid 19. Hacía falta darles flexibilidad para permitirles actuar también sobre el terreno. Así que hemos actuado con mucha flexibilidad en términos de financiación, reasignación de fondos y, obviamente, también de apoyo para todos los actores, con Lux-Dev en el terreno también, por supuesto, para hacerle frente realmente a la crisis."


La importancia de la coordinación entre los diferentes actores en el campo

De hecho, en este nuevo contexto, la efectividad de los actores en el campo requiere una mejor coordinación entre gobiernos, entre donantes o entre instituciones públicas, ¿cierto?

"¡Claro que sí, la coordinación es esencial! Incluso crucial. También se da en varios niveles. A nivel europeo, ya en febrero habíamos discutido un enfoque “Equipo Europa” en África, con el fin de ver cómo podíamos coordinarnos mejor para ser más efectivos sobre el terreno. Este enfoque se implementó desde el mes de marzo en la lucha contra Covid 19. Así, ha habido coordinación, a nivel europeo, que ha funcionado bien gracias a una dotación de 1.140 millones que ha sido destinada a la lucha contra la Covid19 y a muchos proyectos que se han desarrollado entre países europeos. Doy como ejemplo el de Burkina Faso donde colaboramos en un proyecto en el sector de la salud con España y Bélgica para responder a la crisis sanitaria sobre el terreno. Este es un ejemplo de coordinación a nivel europeo. También cabe señalar que estamos activos a nivel de la OCDE. Participamos en un comité que se ocupa de coherencia de políticas, que es otro elemento de coordinación. Debemos asegurarnos de que lo que hacemos por un lado no contradiga nuestra acción por el otro. La coherencia de las políticas es importante a todos los niveles: sanitario, económico y social. Participamos a nivel de la OCDE en esta reflexión, en este esfuerzo por comprender también los efectos a más largo plazo de la Covid 19 y ver cómo podemos brindar mejores respuestas a través de una acción coordinada y concertada."


El papel de la finanzas inclusivas en la gestión de la crisis de la Covid-19

Vemos mucha acción, mucha coordinación, muchas actividades y proyectos que se llevan a cabo en el corto y el mediano plazo, ¿podemos empezar a esbozar el papel que desempeñan, pero que también desempeñarán las finanzas inclusivas en este dispositivo?

"Creo que su papel será fundamental. Lo que percibimos, lo que está surgiendo ahora: la crisis de la Covid 19 tendrá efectos aún más profundos en los países en desarrollo. Vemos que el confinamiento, por una parte, pero también el distanciamiento social, resulta muy difícil. Crea enormes problemas para las empresas, pequeñas y muy pequeñas de los países en desarrollo, que son los primeros receptores de financiamiento inclusivo. Realmente habrá que reconstruir esta economía debilitada en los países en desarrollo. Creo que, en este contexto, las finanzas inclusivas tendrán un papel clave que desempeñar. Esto requerirá el fortalecimiento de los actores, de las instituciones de microfinanzas. Será necesario fortalecer a actores como ADA en su apoyo a todos estos sectores para que puedan desempeñar este papel de refinanciador, de recuperación económica tras la crisis de la Covid 19. Es por ello que participamos en el fondo de un millón de euros que ADA puso en marcha para ayudar a las instituciones de microfinanzas en el terreno. Creo que fue algo excelente. Realmente pienso que las microfinanzas y las finanzas inclusivas tienen un papel clave en este esfuerzo de reconstrucción. Ya podemos ver que los servicios financieros digitales verdaderamente han recibido un gran impulso en esta crisis. Sabemos que incluso en nuestros países, todo lo digital ha tenido un gran avance. Daría simplemente el ejemplo del teletrabajo, que se ha convertido en una experiencia a gran escala, y no solo en Luxemburgo sino también en muchos otros países. Lo mismo ocurre con los servicios financieros digitales que, igualmente, pueden ayudar para resolver realmente los problemas del distanciamiento, problemas que son aún más graves sobre el terreno, en África y en los países en desarrollo, los de las comunicaciones y falta de servicios de pago. Creo que hay realmente muchas cosas que se están desarrollando en esa materia. También vimos el dinamismo de todo ese ambiente durante Catapult recientemente. Pudimos ver ese ambiente verdaderamente dinámico de emprendedores africanos, startups africanas en el área de los servicios financieros digitales. Creo que también representa una excelente opción para la reconstrucción de las economías de los países en desarrollo."


El ecosistema de Luxemburgo para las finanzas inclusivas en apoyo a la resiliencia y el crecimiento económico de los países en desarrollo

Sus comentarios anteriores se referían al rico ecosistema de Luxemburgo para las finanzas inclusivas. Por tanto, quiero hacerle una pregunta para saber cómo la cooperación de Luxemburgo apoya a este ecosistema y quizás también lo coordina para que los países en desarrollo encuentren el camino hacia la resiliencia y el crecimiento económico.

"Hemos observado en los últimos dos meses la coordinación que se ha producido entre los diversos actores, inversionistas, donantes y otros actores de la industria que buscan apoyar a los clientes y las instituciones que les atienden. Por ejemplo, con nuestro apoyo, el Social Performance Taskforce (SPTF) y la Plataforma Europea de Microfinanzas (E-MFP), en colaboración con el Centro para la Inclusión Financiera, han lanzado una plataforma de debates llamada Covidinclusion.org para ver, reflexionar juntos sobre lo que podemos aprender, lo que sabemos sobre crisis pasadas y así desarrollar pautas relevantes para la situación actual, para inversores y proveedores de servicios financieros. Entonces, como usted sabe mejor que yo, ADA coordina el sector en cuanto a asistencia técnica. Como ya lo mencioné, ustedes han creado, en asociación con nuestro Departamento de Cooperación, un fondo de asistencia técnica de emergencia destinado a permitir que las IMF superen esta crisis. Hemos movilizado un millón de euros para permitir que casi un centenar de IMF aprovechen las subvenciones de emergencia o las subvenciones de recuperación para superar la crisis de la Covid -19. Luego, podemos mencionar los principios clave para proteger a las instituciones de microfinanzas y sus clientes en la crisis de la Covid-19. Han sido desarrollados junto con socios como el Fondo Microfinanciero y de Desarrollo de Luxemburgo o la Red de Finanzas Inclusivas de Luxemburgo, InFiNe.lu. Hemos participado con la cooperación de Luxemburgo en este esfuerzo de definición de principios y acuerdos. Fueron desarrollados en cooperación con otras organizaciones asociadas como CGAP, SPTF o la Fundación Grameen Crédit Agricole. Por tanto, este también es un esfuerzo coordinado que realmente tiene como objetivo evitar exacerbar la competencia en estos tiempos de crisis, limitar también los daños y apoyar al sector y sus clientes. Estas son buenas prácticas para un sector más amplio que el de la inversión de impacto. Hemos reorientado una serie de servicios de asistencia técnica que se pusieron en marcha con el apoyo de Luxemburgo, como el del Fondo de Inclusión Financiera del BEI o el mecanismo RIFF del SPTF en el sudeste asiático. Finalmente, lo importante es que en el sector de las microfinanzas y las finanzas inclusivas sigamos los preceptos y principios del "no hacer daño". Las instituciones de microfinanzas tendrán que hacer lo que han hecho muchos bancos tradicionales, especialmente en Luxemburgo: dar a sus clientes un poco más de libertad, un poco más de margen de maniobra para devolver los préstamos que les han concedido. Esto es particularmente importante en el área de las finanzas inclusivas, que haya suficiente margen de maniobra y también bastante tolerancia para no asfixiar a los clientes de microfinanzas en el terreno. Estos son principios rectores que también han sido desarrollados e implementados en los fondos de microfinanzas, pero también en el campo por las instituciones de microfinanzas. Se han hecho muchas cosas, se ha aplicado mucha coordinación para garantizar que las finanzas inclusivas desempeñen plenamente su papel en este período de crisis."


volver arriba

By continuing to browse this site, you agree to the use of cookies to measure the audience of our sites and provide you with targeted content. OK More