Agregarles a las microfinanzas una nueva dimensión


El modelo de las instituciones microfinancieras (IMF) se encuentra en constante evolución. Cada vez más IMF utilizan lo digital, además de las microfinanzas tradicionales, para atender a las poblaciones más remotas. Es lo que denominamos “microfinanzas plus”. Del 3 al 7 de febrero, ADA, asesor del Fondo, junto con algunos miembros del comité de inversiones de LMDF fueron a Kenia a conocer a instituciones con este perfil en el terreno.


Aprovechar las oportunidades que ofrece lo digital
En Kenia, numerosas instituciones ofrecen productos y servicios basados en tecnología.

2.M-Kopa

En particular M-Pesa, una plataforma de servicios financieros del operador keniano Safaricom, ha inspirado a algunas organizaciones que incluyen financieramente a poblaciones que carecían hasta ahora acceso a los servicios bancarios. “Lo digital complementa la oferta de servicios de una institución microfinanciera”, acota Laura Foschi, directora ejecutiva de ADA. “Se trata de microfinanzas plus, o de microfinanzas innovadoras”.

3.Bimas

Ahora bien, si las ventajas de lo digital ya no requieren demostración, “la tecnología no debe ser un fin en sí misma”, como lo recuerda Thomas Lammar, miembro del comité LMDF que trabaja del Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo, quien considera que “debe complementar el contacto humano”..

 

 

 

Kenia, cuna de las finanzas digitales en África
Junto con China y Filipinas, Kenia es uno de los pioneros mundiales en cuanto a lo digital, con un índice de penetración móvil del 90%. Incluso es la inventora de la banca móvil: 73% de los adultos kenianos tienen una cuenta en línea, lo que hay que contrastar con tan solo el 65% de los europeos.

4.Bimas

Es por ello que LMDF, conjuntamente con ADA, eligió a este país para su viaje de observación. Aprovechando la presencia de una responsable de inversiones de ADA en Nairobi (Olivia Fechner), ADA y LMDF han identificado una variada e interesante gama de instituciones que pueden visitar para tener una visión general de lo que se está haciendo sobre el terreno. Olivia Fechner añade que “Kenia es un país dinámico, ya sea en cuanto a fintech, finanzas digitales, dinero móvil… todo se mueve muy rápido, ¡surgen muchas iniciativas todos los días!”. La idea de esta visita fue la de observar cómo, en un mercado en pleno desarrollo como éste, las iniciativas digitales permiten llegar a clientes aún no atendidos por las microfinanzas tradicionales y así reforzar la inclusión financiera.

5.Tulaa

Para Philippe Dardart, jefe de banca privada en BGL, “resulta bastante sorprendente observar todas las soluciones tecnológicas que un país como Kenia puede generar, en particular las que son totalmente wireless (inalámbricas) gracias a la telefonía celular. En algunos aspectos, este país está más desarrollado que los nuestros en cuanto a aplicaciones”.

 

6.Tulaa

Interesados por las tendencias del sector

Nuevas tendencias han surgido en el sector. Con la curiosidad de saber más, LMDF fue al encuentro de estos nuevos protagonistas: M-Kopa, que vende equipos solares; Tulaa, que pone a disposición de los agricultores una plataforma móvil que les permite adquirir insumos agrícolas; y Bimas, una institución microfinanciera ya financiada por LMDF.

 

 


1er día: M-Kopa, cuando energía solar y la eléctrica hacen buenas migas
En Kenia, 75% la población no tiene acceso a la electricidad. Resulta entonces difícil imaginar cómo alumbrarse o incluso cargar el celular. El panel solar parece el medio más evidente para abastecerse de electricidad. Y eso, M-Kopa lo entendió cabalmente. Desde 2012, la institución provee a poblaciones no conectadas a las redes eléctricas nacionales, instalaciones solares domésticas que van desde un kit básico (4 lámparas, un pequeño panel solar, una radio, una batería, una lámpara de bolsillo y un cable USB) hasta equipos más sofisticados como televisores, estufas, grandes paneles solares, poderosas baterías y hasta refrigeradores solares. En la práctica, el sistema funciona de forma parecida al arrendamiento financiero: el cliente adquiere su equipo abonando un 15 o 20% inicial y luego paga diariamente $0,5 por el uso de los equipos. El pago se efectúa a través de M-Pesa, o mediante una aplicación si los clientes poseen teléfonos inteligentes, o por medio de un menú USSD si no los tienen, que despliega una serie de opciones parametrizadas en cuanto el cliente marca el código de M-Pesa en su celular. Cuando el cliente cancela todas sus cuotas, el producto le pertenece y lo puede utilizar como bien le parezca. Para equipos más costosos (televisores, refrigeradores), el sistema es idéntico, pero con mensualidades de mayor monto.

Además del dinero móvil, M-Kopa estableció un centro de contacto de 300 personas disponible 7x24 que además provee el servicio de postventa y la activación de los equipos. El uso del dinero móvil y del centro de contacto le permiten a M-Kopa administrar a distancia los pagos diarios y atender a poblaciones que se encuentran en zonas muy remotas.

8.M-Kopa 9.M-Kopa 10.M-Kopa 11.M-Kopa


Entre las decenas de actores del mercado keniano que ofrecen el mismo concepto, M-Kopa pudo imponerse como líder y ya se encuentra cerca de lograr la rentabilidad, algo inédito en el sector. Fiel a su slogan "Upgrading people's lives[1]", M-Kopa ha permitido que 850.000 hogares tengan acceso a la electricidad, lo que tiene un impacto positivo sobre la vida de 3,5 millones de personas. Según Victor Muller, responsable de la gestión de riesgos en ADA, “al principio, LMDF no estaba muy entusiasmado con la idea de financiar a una institución que ofrece bienes de consumo. Una vez en el terreno, nos dimos cuenta de que las lámparas no se utilizaban sólo para iluminar las casas de noche, sino también comercios, gallineros…”. “Lo que les agradó mucho a los miembros de los comités de inversiones, administración y riesgos, fue simplemente darse cuenta de lo que es una IMF en la realidad, o sea el equipo humano, los clientes finales, los beneficiarios… La marca M-Pesa está muy presente y se pudo constatar que la gente utiliza mucho sus teléfonos, y que los agentes de crédito disponían de aplicaciones. Para algunos miembros del comité, fue su primer viaje a África, o la primera vez que veían una IMF.”, acota Olivia.

[1] Mejorando la vida de la gente. N del T

 

12.Bimas

2o día: Bimas, una IMF en transición digital
En este segundo día de viaje, todo el equipo se trasladó en vehículos a Embu, a 100 km al norte de la capital, para conocer a a Bimas, una IMF más tradicional financiada por LMDF desde 2019. La IMF eligió voluntariamente instalar su sede en una zona rural, ya que la proximidad con sus clientes le resulta prioritaria. A partir de la inversión de LMDF, ha emprendido esfuerzos considerables para digitalizar sus procesos internos, sin descuidar por ello la dimensión humana y la relación con el cliente. “Bimas está en plena transformación digital, de mejora de su oferta de servicios digitales para satisfacer las necesidades de sus clientes”, apunta Laura Foschi. La IMF está ahora en condiciones de desembolsar préstamos en cuestión de horas, cuando anteriormente esto se tardaba varios días.

Victor Muller se acuerda con entusiasmo de esta visita: “Nos reunimos con el personal de la sede y nos presentaron su estrategia digital; luego fuimos a ver a los clientes. Eso le permitió al comité ver la realidad in situ, constatar hasta qué punto los desplazamientos toman tiempo, transitar pequeñas carreteras rurales… Me pareció interesante el hecho de llevar a un grupo de luxemburgueses hasta Kenia para conversar con un microempresario que tomó un préstamo de 300 euros”.


3er día: Tulaa, o cómo financiar materias primas para la agricultura
La última reunión de este tercer día, pero no la menos importante. Tulaa, es una start-up lanzada en 2019 que utiliza una plataforma digital para financiar la cadena de valor agrícola de la papa y la col. Inicialmente, el agricultor hace un pedido de los insumos que requiere para su producción (semillas, abono) mediante la aplicación móvil de Tulaa. A las pocas horas recibe un vale electrónico que le permite obtener sus insumos en la tienda al detal. Una vez completada la transacción, Tulaa le paga al minorista. Se inicia entonces el proceso de reembolso para el agricultor, que comienza pagando los intereses sobre el capital durante los primeros meses, y luego reembolsa el resto de los intereses y el capital adeudado al momento de la cosecha. Posteriormente a la misma, Tulaa facilita el acceso de los agricultores al mercado poniéndolos en contacto con intermediarios, para que puedan vender su producción a precios justos. El agricultor, que no necesariamente puede movilizarse ni disponer de una red donde elegir a un buen comprador y vender al mejor precio, a menudo se ve obligado a vender a intermediarios del sector agroalimentario que tienen fuerte poder de negociación y les dejan poco margen. “Tulaa se ocupa de la comercialización y de encontrar compradores para que los agricultores tengan un mejor acceso al mercado, y a mejores precios”, acota Victor Muller. “En paralelo, durante la vida del préstamo, les ofrecemos asesoría a los agricultores a través de sus celulares”, añade el director regional de Tulaa. Estos útiles consejos se refieren tanto a los mejores períodos para la siembra y la cosecha, como al suministro de información sobre precios de cosechas en los mercados… “Esta asesoría les ayuda a mejorar su productividad”, prosigue. “Utilizamos también la tecnología para suministrarles retroalimentación mediante encuestas a fin de continuar mejorando nuestros procesos.”.

15.Tulaa 16.Tulaa 17.Tulaa


Para esta ocasión, Tulaa había organizado un encuentro-debate entre la gerencia y los clientes. Una sesión abierta que le permitió a cada quién expresar su opinión y hablar de lo que funciona bien, o no. Los clientes comunicaron sus necesidades, mencionaron la temporada de lluvias que resultó catastrófica, la invasión de langostas que afecta a Kenia actualmente, el cambio climático, la calidad de los abonos, la cosecha de papas que no resultó como la esperaban… Fue un debate que le pereció fascinante a Raymond Schadeck: “El gerente comercial de Tulaa me impresionó. Tuvo el valor de abrir el debate ante sus clientes pidiéndoles que hicieran preguntas y le expresaran lo que esperaban de él. Una iniciativa aplaudida por los campesinos que aprecian el hecho de tener una persona de carne y hueso con quien interactuar, ¡hay contacto humano! Más allá del simple préstamo, se trata de un verdadero apoyo. Los campesinos están incluso dispuestos a pagar un mayor precio por sus abonos a través de Tulaa que con el Gobierno que les concede subvenciones. ¿Por qué? Debido a la calidad y la confiabilidad de los insumos y porque creen en Tulaa”.

La reunión con Tulaa culminó con una visita a las tierras de los agricultores. Victor Muller lo recuerda: “Cultivan un poco de todo. Nos resulta interesante a los citadinos volver a la tierra, ver las papas, las coles…”. Para Anne Contreras, abogada en Arendt, “hubo muy buena química entre todos. Fue un regalo increíble ir a ver a estas instituciones in situ”.


4o día: reunión del comité de inversiones LMDF

18.TulaaEste año, LMDF aprovechó la oportunidad de realizar su comité de inversiones en Kenia. Varios temas estaban en la agenda, en particular la presentación de un expediente de inversión, M-Kopa, que anteriormente fue objeto de una debida diligencia por parte del equipo de inversiones de ADA, así como de un reporte sobre otras visitas in situ. “LMDF busca generalmente modelos de instituciones muy rurales y enfocadas hacia la agricultura”, precisa Olivia Fechner.

Para la presidenta de LMDF, “estos modelos nos permiten seguir siendo fieles a la misión de LMDF. Se trata de microfinanzas con otro nombre, pero son los mismos procesos, los mismos riesgos. M-Kopa tiene 800.000 clientes, es una diversificación enorme”.  “Es una institución que mantiene precios razonables y que verdaderamente añade valor a los clientes en comparación con las microfinanzas tradicionales”, precisa Olivia.


Las nuevas tecnologías sí, pero no a toda costa
“Que la tecnología permita llegar a más gente, más rápidamente y a menor costo es algo muy bueno” constata a Philippe Dardart. “Sin embargo, es necesario tener en mente por qué se otorga un crédito, a quién y cómo mide la capacidad de pago. La tecnología hace que los préstamos sean rápidos y estén disponibles en casi todas partes y, por lo tanto, es necesario estar pendientes ya que malas prácticas pueden ahora extenderse aún más rápidamente que en el pasado. La tecnología debe seguir siendo un medio y no un fin en sí. Un mal préstamo seguirá siendo malo, igual si ha sido otorgado mediante un teléfono o un lápiz.”.

Se plantearon también otros asuntos sobre el control de los prestatarios. Para Anne Contreras, “la tecnología es muy buena, pero plantea muchas preocupaciones acerca del control de las personas, sobre todo para nosotros que venimos de jurisdicciones tan reguladas. Es importante establecer un entorno que asegure que trabajamos con personas para quienes verificamos de alguna manera su capacidad de endeudamiento y la finalidad de los préstamos. Resulta asombroso que algunos créditos destinados a la agricultura terminen sirviendo para pagar el colegio de los niños.”.

Más allá de estos aspectos humanos, la adopción del producto por parte de la IMF parece también desempeñar un papel, y “tiene que ver sobre todo con la educación”, como lo destaca Raymond Schadeck.

 

Balance de un viaje de observación

19.Bimas

En definitiva, ¿resultó una buena experiencia?¡Claro que sí! Si le preguntan a Anne Contreras, ¡ya está a la espera del próximo viaje! “Fue muy instructivo, y me permitió poner en imágenes lo que hacemos a diario en cuanto a la estructuración de fondos. Esto me hace sentir que, si bien no estamos salvando al mundo, lo que hacemos no está nada mal.” Para Raymond Schadeck, fue también una ocasión de crear vínculos: “En ADA y LMDF trabajamos juntos sobre numerosos Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este viaje a Kenia me permitió darme cuenta de que nuestra fortaleza es el ODS n°17, las alianzas. Creamos verdaderos vínculos entre los dos equipos, no hubo diferencias entre nosotros, cada quién con su rol. Por otra parte, hay un dicho que me agrada y que reza `I always wondered why somebody has not fixed the problem yet, until I realize I am somebody[1]'”. Algo que pone a pensar.

[1] Siempre me preguntaba por qué alguien no había resuelto el problema aún, hasta que me di cuenta de que yo soy alguien. N del T

volver arriba

By continuing to browse this site, you agree to the use of cookies to measure the audience of our sites and provide you with targeted content. OK More