Credart

Objetivo del proyecto
Establecer una gama de servicios financieros y no financieros a los empresarios jóvenes.

Áreas de intervención
Burkina Faso, Togo, Ruanda

Administradores del proyecto

Socios
RCPB, FUCEC, ASUSU, UFC, Rotary Luxembourg


Algunos datos clave:

4,010 jóvenes adultos han recibido créditos
6,695 emplos creados


Algunos datos clave:

4,010 jóvenes adultos han recibido créditos
6,695 emplos creados


Portraits

Jóvenes empresarios, ¡el futuro os pertenece!


El objetivo de la iniciativa «Jóvenes Empresarios» es la puesta en marcha, con las IMF socias, de una oferta de servicios financieros (de crédito y ahorro) y no financieros (de formación, educación financiera, asesoramiento en gestión empresarial, seguimiento y acompañamiento) adaptada a las necesidades de los jóvenes empresarios que deseen crear su microempresa o reforzarla.


Actualizado: junio de 2018

Los jóvenes, motor del crecimiento económico

Si bien el África subsahariana ha registrado índices de crecimiento relativamente altos en los últimos años, el índice de participación de la población activa en el mercado laboral ha permanecido estable, por debajo del 70% desde 1990[1].

En 2018, uno de cada dos africanos entre 15 y 24 años sigue sin tener trabajo, es decir cerca de 100 millones de jóvenes en el continente. Para los 11 millones de jóvenes que llegan cada año al mercado laboral africano, las oportunidades de contratación en las empresas formales e informales son escasas. Por consiguiente, se considera que una de las principales fuentes de creación de empleo de los próximos años es el autoempleo

[1]El índice de participación es la proporción de personas mayores de 15 años económicamente activas, es decir todas las que brindan mano de obra para la producción de bienes y servicios durante un período determinado. Fuente: Organización Internacional del Trabajo, base de datos ILOSTAT. Datos recabados en marzo de 2017.

 

La iniciativa «Jóvenes Empresarios»

A fin de responder al reto de la creación de empleo para los jóvenes en el África subsahariana, ADA ha desarrollado progresivamente, con 4 instituciones de microfinanzas socias (RCBP, ASUSU, FUCEC y más recientemente UFC), una oferta de servicios financieros (de crédito y ahorro) asociados a servicios no financieros (formación, educación financiera, asesoramiento en gestión empresarial, seguimiento y acompañamiento), que permiten optimizar la utilización de la financiación recibida. Es lo que llamamos la iniciativa «Jóvenes Empresarios».

 

Un doble objetivo económico y social

1. Luchar contra el desempleo juvenil, por medio del emprendimiento, facilitando el acceso a los productos y servicios financieros y no financieros a través de:
- la formación en educación financiera
- la concesión de un crédito en condiciones preferentes para crear o reforzar una microempresa
- un seguimiento personalizado hasta el reembolso del crédito

2. Contribuir a la evolución de las instituciones de microfinanzas socias mediante:
- un aumento de la cartera de crédito
- una ampliación de la clientela
- una mejora del desempeño social

 

Proceso de puesta en marcha de los servicios a los jóvenes empresarios

La puesta en marcha de los servicios destinados a los jóvenes empresarios se articula en dos fases:

- Fase piloto: etapa dirigida a un grupo representativo de agencias de la institución, para poner a prueba el producto primero a pequeña escala, a fin de evaluar su pertinencia para la población objetivo y su impacto en cuanto a los jóvenes financiados y los empleos creados.

- Fase de difusión: si la fase piloto es concluyente y la IMF ha adquirido la capacidad de poner en práctica los servicios a los jóvenes, el proceso pasa a la fase de difusión a otras agencias y, eventualmente, a otros sectores de actividad. 
 
Trayectoria de acompañamiento de un joven empresario por una IMF socia (imagen animada)

Un exemple d'accompagnement

  1. La IMF efectúa una prospección entre los jóvenes destinatarios de la iniciativa y los convoca a la formación preliminar
  2. El joven asiste a la formación preliminar sobre educación financiera, desarrollo personal, espíritu empresarial, etc.
  3. La IMF organiza una entrevista individual con el joven microempresario para validar la elegibilidad de su proyecto
  4. 2a sesión de formación con el joven, esta vez centrada en el plan de negocios, la gestión de caja, etc.
  5. El joven microempresario elabora su plan de negocios y reúne los documentos necesarios para preparar el expediente de solicitud de crédito
  6. El joven presenta su expediente a la IMF
  7. El oficial de crédito de la IMF prepara y analiza el expediente de crédito
  8. La IMF aprueba la solicitud y desbloquea la financiación
  9. El oficial de crédito visita el emprendimiento del joven para asegurarse de la correcta utilización de la financiación
  10. El oficial de crédito efectúa un seguimiento del reembolso del microcrédito, mientras que el joven recibe el acompañamiento de un experto en la actividad.
  11. ​El joven microempresario que ha reembolsado su primer crédito puede solicitar un nuevo crédito para su actividad

RCPB en Burkina Faso, primera IMF socia del proyecto «Jóvenes Empresarios»

Para facilitar la inserción en la vida profesional de los jóvenes en Burkina Faso, ADA puso en marcha a finales de 2011 un proyecto piloto denominado «Créd’art», lanzado en la IMF líder del sector de las microfinanzas en Burkina Faso, la RCPB (Red de Cajas Populares de Burkina Faso). El Créd’art está compuesto por productos de ahorro y créditos específicos adaptados a las necesidades de los jóvenes. Dichos productos están dirigidos a los jóvenes:
- entre 18 y 35 años;
- que hayan aprendido un oficio o seguido una formación profesional;
- que necesiten financiación para iniciar su proyecto, o
- que ya hayan iniciado su actividad y necesiten equipamiento o capital circulante.

Estos jóvenes empresarios burkineses que reciben financiación ejercen principalmente los oficios de peluquero, costurero, carpintero, albañil, joyero, fontanero o electricista.

El producto se completa con formaciones previas a la financiación, en particular en materia de educación financiera y espíritu empresarial.

Resultados del proyecto piloto
Desde su creación a finales de 2011, los resultados del proyecto piloto «Créd’art» han sido muy positivos. Tras varios años de puesta a prueba y evaluación, la RCPB llegó a la conclusión de que se trata de un buen producto reclamo entre los jóvenes, que tiene un impacto social positivo.

Entre 2011 y 2014:
- 1.687 jóvenes recibieron financiación y acompañamiento en Burkina Faso, por un volumen total de 1 millón de euros;
- el 84% de las microempresas financiadas en 2008-2009 siguen activas 6 años después;
- Créd’art ha permitido crear cerca de 2.300 puestos de trabajo entre los microempresarios, los aprendices y el personal contratado;
- en 2014, la RCPB decidió difundir el Créd’art en dos nuevas regiones de Burkina Faso y elaborar nuevos productos de crédito denominados créditos de «transición», que permiten a los jóvenes que ya han recibido una financiación por medio del Créd’art evolucionar progresivamente hacia las condiciones clásicas de financiación de la IMF.

Mire el video sobre Créd'art


Replicación de la iniciativa «Jóvenes Empresarios» en Togo y Níger

Tras un intenso proceso de identificación y selección, en 2014 se seleccionaron 2 nuevas IMF en dos países de África Occidental: ASUSU en Níger y FUCEC en Togo, con el fin de lanzar una fase piloto para poner a prueba servicios financieros y no financieros dirigidos a los jóvenes empresarios, inspirados de la experiencia Créd’art.

En Togo, la FUCEC concedió los primeros créditos a finales de 2015 en Lomé y en el centro del país, mientras que en Níger ASUSU hizo lo propio a mediados de 2016, principalmente en la ciudad de Niamey.

  • FUCEC en Togo

Resultados del proyecto piloto
Tras 2 años de fase piloto en las zonas de Lomé, Kpalimé, Anié y Sokodé, los resultados son satisfactorios y están en consonancia con los objetivos definidos:
- 2.000 jóvenes han recibido formación en educación financiera y emprendimiento;
- 950 han recibido financiación para crear o reforzar su empresa;
- se ha desembolsado un volumen de 640.000 €;
- de los jóvenes financiados en 2016, 95 renovaron el crédito, solicitando pues un 2º crédito a lo largo de 2017 (es decir, un 40% de renovación).

La evaluación intermedia realizada por ADA ha permitido demostrar la buena gestión de los servicios por parte de la FUCEC y su impacto positivo en la población objetivo, tradicionalmente excluida por las IMF.

En enero de 2018, ADA aceptó renovar su apoyo técnico y financiero a través de un nuevo proyecto de difusión de los servicios a los jóvenes empresarios para que la FUCEC pudiera incrementar el impacto de la iniciativa y alcanzar el nivel de rentabilidad deseado para este producto a fin de mantener la oferta de servicios a los jóvenes de forma duradera.

  • ASUSU en Niger

Por razones relacionadas con el contexto exterior nigerino y factores internos de la IMF, ASUSU atravesó una situación financiera difícil y fue puesta bajo tutela por las autoridades nigerinas a principios de 2018.

Esta situación ha tenido un impacto en la fase piloto de la iniciativa, cuyos resultados han sido modestos, con unos 200 jóvenes empresarios nigerinos financiados en dos años. En estas condiciones, se ha decidido poner fin a la fase piloto, para que ASUSU pueda concentrarse en las cuestiones prioritarias y rectificar la situación.


UFC en Ruanda: 4a IMF asociada al proyecto «Jóvenes Empresarios»

BUFC au Rwanda

Tras Burkina Faso, Níger y Togo, la iniciativa «Jóvenes Empresarios» se ha aplicado en la institución de microfinanzas UFC (Umutanguha Finance Company), para responder al reto de la inserción de los jóvenes en Ruanda. 

Así pues, ADA y UFC lanzaron en 2016 el proyecto piloto «Apoyo a los jóvenes empresarios en Ruanda», cuyo cometido era probar un enfoque que favoreciera la inserción profesional de los jóvenes artesanos, permitiéndoles acceder a servicios financieros y no financieros adaptados para que puedan crear su propia actividad o reforzarla. Este enfoque se aplicó a 5 oficios artesanales redituables en la región: peluquería, costura, mecánica, carpintería y soldadura.

Tras 6 meses de elaboración y puesta en marcha del producto piloto, denominado Artisan Youth Loan (AYL), y 12 meses de aplicación en la agencia de Mahoko al norte del país, se ha concedido financiación a cerca de 60 jóvenes y los resultados son globalmente satisfactorios tanto en cuanto a la buena gestión de los colaboradores de la UFC y la calidad de la cartera de créditos como del impacto sobre la población objetivo.

En abril de 2018, ADA y UFC decidieron difundir los servicios brindados a los jóvenes en todo el ámbito de la IMF, con el objetivo de financiar a 3.000 nuevos jóvenes y crear 4.500 empleos en 3 años.


Cifras claves del proyecto «Jóvenes Empresarios» a fines de 2017
 

 Indicadores a fines de 2017 Burkina (RCPB)   Togo (FUCEC)  Niger (ASUSU)  

Ruanda  (UFC)  

Jovenes financiados 2 800 950 200 60
Lanzamiento 25% 31% 55% 80%
Empleos creados 5 500 860 225 110
PAR 30 7% 7% 45% 5%

 

LEE LOS TESTIMONIOS DE LOS JOVENES EMPRESARIOS EN RUANDA

 

Portraits

 


Nuestros socios

Esta historia ha sido posible gracias a la institución de microfinanzas RCPB, que creyó en la capacidad de los jóvenes para construir y gestionar su propia microempresa. ADA colabora desde 2008 con la CIF y la RCPB para elaborar y desarrollar el Créd’art en Burkina Faso.

Asimismo, damos las gracias a las dos IMF que se incorporaron al proyecto en 2015, FUCEC y ASUSU, que también recibieron el apoyo de LuxDev.

Por último, agradecemos a la UFC en Ruanda, que se unió a nosotros en 2016.

El proyecto Jóvenes Empresarios cuenta con el apoyo del Rotary Luxemburgo desde 2015

 

Partenaires projet jeunes entrepreneurs
Actualidad
  • DSC06602
  • DSC06607
  • DSC06610
  • DSC06613
  • DSC06614
  • DSC06615
  • DSC06624
  • DSC06634
  • DSC06638
  • DSC06641

ADA y Rotary juntos para el proyecto "Apoyo a jóvenes micro y pequeños empresarios ruandeses"

Communicado de prensa - 14 de Febrero de 2019


Según las Naciones Unidas, el crecimiento de la población de África seguirá aumentando de 1.200 millones en 2015 a 2.400 millones en 2050 y luego a 4.200 millones en 2100. Así, una de cada cuatro personas será africana en 2050 y se espera que esta proporción aumente a cuatro de cada diez para finales de siglo. La cuestión de los jóvenes en África es, por lo tanto, una cuestión de actualidad que nadie puede ignorar para un futuro global. El continente podría beneficiarse de las enormes ventajas económicas potenciales que han experimentado otras regiones y países al cambiar su estructura de edad, gracias a la reducción de las tasas de dependencia y al aumento de la población activa. Sin embargo, los frutos del dividendo demográfico dependen en gran medida de las inversiones en capital humano en la actualidad.


La colaboración ADA – Rotary Espoir

ADA y Rotary Espoir llevan trabajando juntas desde 2005. La asociación entre estas dos organizaciones ha financiado con éxito a cuatro instituciones de microfinanzas en Asia y a más de 7.500 microempresarios.
En este sentido, ADA y Rotary Espoir se han asociado con el fin de ofrecer un mecanismo de financiación innovador adaptado a las necesidades de los jóvenes empresarios africanos y promover así su integración profesional.
Esta iniciativa se ha extendido a otras instituciones de microfinanzas asociadas sobre el terreno. Esto permitió financiar a 1.100 jóvenes empresarios y crear 1.500 puestos de trabajo en Níger y Togo.

En 2016, ADA, Rotary Espoir y Umutanguha Finance Company (UFC), una institución de microfinanzas con sede en Ruanda, pusieron en marcha un proyecto piloto denominado "Apoyo a los jóvenes empresarios de Ruanda", con el fin de probar un enfoque que pueda contribuir a la integración profesional de los jóvenes. Se trata de facilitar a los jóvenes empresarios, principalmente artesanos, el acceso a servicios financieros y no financieros adaptados a sus necesidades para que puedan crear o reforzar sus propias actividades. Se creó un producto de crédito llamado "Artisan Youth Loan". En 2018, tras las conclusiones positivas de la fase piloto y la solicitud de otros organismos de IMF, se preparó la ampliación de la distribución del producto. Hoy en día, 1.089 jóvenes han sido capacitados, cerca de 400 han comenzado a hacer negocios con la IMF y 98 han recibido un préstamo, de los cuales el 52% son empresas de nueva creación.

Para asegurar la sostenibilidad de esta iniciativa en Ruanda, ADA y Rotary han decidido renovar su colaboración en 2019 y 2020, a través de un acuerdo de cofinanciación por un importe de 183.124 euros. A través de este nuevo proyecto, titulado "Apoyo a los jóvenes micro y pequeños empresarios ruandeses", se crearán 4.500 puestos de trabajo para el año 2020.


Acerca de nosotro

Para más información sobre ADA, visite la sección "Quiénes somos".


Rotary Espoir
Rotary cultiva el ideal de servicio al que aspiran todas las profesiones honorables, incluso aplicando este ideal en la vida privada, profesional y pública, y fomentando la comprensión internacional, el altruismo y el respeto por la paz. Con este espíritu, en 2005, Año Internacional del Microcrédito de las Naciones Unidas, los rotarios del Gran Ducado de Luxemburgo fundaron "Espoir 2005": el Proyecto Rotario de Microfinanciación.


Cooperación de Luxemburgo
En su estrategia general "De camino hacia 2030", el objetivo principal del apoyo de Luxemburgo a la cooperación para el desarrollo es contribuir a la reducción y, en última instancia, a la erradicación de la pobreza extrema mediante el apoyo al desarrollo económico, social y medioambiental sostenible. Luxemburgo se basa en particular en su ventaja comparativa como principal centro financiero internacional, entre otras cosas, y con ese fin, la cooperación promueve un mayor compromiso con los nuevos asociados, en particular los del sector privado, y pondrá en marcha mecanismos innovadores de financiación para el desarrollo.

volver arriba

This site uses cookies to ensure proper functioning. By visiting this site you accept the use of cookies. OK More